La República Dominicana tiene un gran potencial de fabricación y exportación de equipos médicos, pero el sector requiere que se formen más talentos técnicos para que así puedan trabajar en el área y se pueda seguir avanzando.

“Hemos puesto eso como prioridad número uno, el trabajar con entidades privadas y gubernamentales para mejorar ese tema y podamos tener especializaciones particulares del sector y que en las universidades se pueda subir la cantidad de egresados de las carreras afines”, dijo el director del Clúster de Dispositivos Médicos y Farmacéuticos de República Dominicana.

Osmar Jiménez manifestó que es desconocido por la población el nivel de potencial que tiene el territorio dominicano en cuanto a la fabricación de dispositivos médicos, e indicó que el país ocupa el tercer lugar en Latinoamérica en cuanto a exportación de esos productos, y el cuarto lugar a nivel mundial.

“Por ejemplo, somos los primeros exportadores en productos de ostomía, y mucha gente no sabe que eso se fabrica aquí”, aseguró.

Señaló que en el país cuenta con 8 de las 30 empresas más grandes del mundo en cuanto a fabricación de dispositivos médicos, y actualmente fabrican una gran gama de productos entre los que destacó dispositivos de transfusión de sangre, de monitoreo de presión sanguínea, utensilios médicos desechables, entre otros.

Por otra parte, Jiménez estimó que, además de requerir talentos técnicos, el sector tiene como prioridad el encadenamiento de empresas locales que producen la materia prima para la fabricación de equipos médicos, porque “a pesar de ser el sector de mayor exportación de manufactura del país, la mayoría de materia prima utilizada es importada”.

“Estamos trabajando con el Gobierno, con ADOZONA y el Ministerio de Industria y Comercio (MIC) para lograr que las empresas locales se encadenen con nosotros, y puedan proveernos esa materia prima para que así aumente el empleo y aumente la capacidad técnica del país”, indicó.

Agregó que el sector cuenta con una gran cantidad de empleos competitivos, de gran nivel técnico y con estándares de clase mundial, por lo que invitó a la población a acercarse a las universidades e investigar las carreras afines al sector y especializarse para trabajar en el área.